ABOUT GUELYLAND

"One of the smallest , independent kingdoms in the ciberuniverse. Nothing fancy. Population? Just me, myself and my jaguars, my movies and my books (and, at this very moment, YOU). Hided and secret like Skull Island or Opar, the ancients in Guelyland use to read the scrools of a minor god called Voor-Hes.
Most of the treasures of Guelyland are made of paper, plastic and vinyl.Guelyland dreams with expanding in deep more then in surface. The music of Nik Kershaw has been heard here. There are apes, lots of apes in Guelyland. Woody Allen and Bob Hope visit it quite often. Here we love books (the Kingdoms Library is both celebrated and secret) Here we are atheists but very tolerant and think of god a bit too often and much. Guelyland is, the stuff my dreams are made of..."

MAY I INTEREST YOU IN SOME...

PEOPLE WITH TASTE. YOU CAN BE ONE OF THEM!!

Wednesday, August 4, 2010

MANUAL DE ZOOLOGIA FANTASTICA


El primer libro que leí de Borges lo descubrí buscando fotos de jaguares. Cuando lo que debía estar haciendo esa mañana en la Biblioteca Municipal de Magdalena en Lima, en el cada vez más lejano año de 1982, era estudiar.
Los ficheros eran esos bellos y complejos muebles de madera donde en santa trinidad intelectual de autor, título y tema, los datos de un mismo libro se podian encontrar bajo tres busquedas distintas. Zoología era por aquel entonces una de mis palabras favoritas y de las preferidas si uno se iba a la biblioteca y acababa en plan safari de jaguares. La ficha de vieja cartulina , escrita a máquina, me dió la clave en el último profundísimo cajón. La copié y lo pedí.
Me dieron a cambio esa linda, y tan cara hoy, primera edición del Fondo de Cultura Económica (Breviarios, 125) en tela y papel de biblia impresa en 1957. Me senté en una de las mesotas de la sala de lectura y al abrir el librito y empezar a leer el prólogo me me dí con la sorpresa de que en sus primeras lineas Borges mencionaba a los benditos jaguares. Con semejante bienvenida me hundí en la lectura y entré al mundo de Borges del que, como el personaje de "La puerta en el muro" de Wells, no he vuelto a salir jamás.


Una especie de bestiario literario, el pequeño libro (10.5 x 17 cm.) de 159 páginas e ilustrado con extraños dibujos , nos presenta en textos, que generalmente no pasan del par de páginas, seres animados por las más diversas fantasías literarias y mitológicas del alephico atlas borgesiano.


Ya no he podido olvidar el A Bao A Qu, el Simurg, o a los Animales de los espejos.
Yo sólo poseo un ejemplar de la humilde tercera reimpresión de 1980 que sin embargo posee para mi un valor muy especial.
Mi ejemplar

Recuerdo que cuando lo vi en la libreria de la Universidad Católica, corrí a donde mi viejo a pedirle dinero para comprarla. Recuerdo que el día anterior él me había negado la plata para comprarme algo mucho más banal, pero cuando le dije lo de este libro, me dió la suma requerida inmediatamente. Y partí feliz, pensando en la selectividad que aplicaba mi padre a la hora gastar plata en mi y que las cosas no valen sólo por su precio monetario . Recuerdo lo contento que me puse por tener un padre así y se que esa alegría tambíen sigue viva aunque el ya no.
Han pasado los años (26? 27?) y en este momento tengo a mi lado, ya un poco amarillento, el querido ejemplar, regalado por el querido padre a su querido hijo. Se que él muchas veces me compraba los libros por que él mismo los quería y le gustaban. Pero nunca se los compraba sinó que lo hacía para mí. Cualquier día se aparecía en mi cuarto y me preguntaba "Qué tienes para leer?" Luego los conversariamos con un café, un cigarrillo o unas humitas.
Hay cosas que nunca cambiarán y hay cosas que nunca deberían cambiar.


16 comments:

Alberto Vizcarra said...

Que buen elogio al padre y al libro, maestro. Sabes, yo tambien le pedia dinero a mis viejos y hasta a mis abuelas para comprarme libros sobretodo en la Av. Grau. Y si, cuando veo o pienso en cada libro osea en la forma en que lo obtuve, pues cada libro tiene un "detras de camara", el verlo en la libreria "suelo" y regresar al dia siguiente con las ansias de que aun siga alli, es una experiencia extraordinaria que repercute aun mas cuando pasa el tiempo y aun lo conservas.
Recuerdo que tambien habia la Biblioteca del Seminario de Santo Toribio y la Biblioteca de Pueblo Libre. Al cierre de esta edicion(2010) a la primera la cerraron al publico, y a la segunda la remodelaron.
Recuerdo tambien que en la Av. Grau uno de los quioskos decia a punho y letra en un sucio carton: "Nunca preste un libro, mejor regale". Jajaja, sabio consejo!.

Gigi Peligro said...

Muy bueno el recuerdo...

por cierto, qué son humitas?

Guely of Sweden said...

Totalmente de acuerdo mi querido Alberto, cada libro tiene su historia, su contexto dentro de nuestra biografía. Algunas veces más recordables que otras. una vez fuí con César a la de Santo Toribio y me quedé "coj...eando" de lo bonita que era. La de Pueblo Libre por donde estabá?
Y bueno,la Av. Grau, todos los libros que compré y que ojalá algún día vuelva a ver.
Characias por el "carburado" comentario. Se aprecia, maestro!

Rafael Noe Quiroz said...

Claro que recuerdo todo. Yo leí el Manual en la edición antigua que mencionas. Aquella que tiene el prólogo que dice que a los niños no les debería gustar ir a los zoológicos, je.
Recuerdo claramente tu ejemplar. La imagen de perfil de aquel manso unicornio de colores... De lo que no estoy seguro es si ése fue el primer libro de Borges que leíste. Creo que fue El Inmortal. Recuerda que nuestra memoria es porosa para el olvido....
El Abao A qu, la Anfisbena, el Kraken (tan sacado fuera de contexto en ese bodrio The Clash of the Titans - titulado aquí boxísticamente, como Furia de Titanes -), la Chancha con cadenas de Paisandú, el Zaratán, el Ave Rock (magnificación del cóndor...), Animales de los Espejos y otros "animales" que pueblan mi memoria...
Debo haber leido decenas de veces ese bestiario y podría seguirlo leyendo, pues a pesar de los años ha mantenido su vigencia y su poder de subyugar....
He leido con mucha atención vuestro blog. Bueno, realmente
Qué tal las cosas por allá?

Guely of Sweden said...

Buscándote la respuesta,Gigi, me doy con que humita literalmente significa corbata de lazo (o michi , como la llaman en Perú)! :0
En este caso es una algo parecido al tamal http://es.wikipedia.org/wiki/Humita

En todo caso y sólo de ver las fotos se me abrió el apetito :p
Mi abuela las preparaba riquísimas! :(

Guely of Sweden said...

La chancha con cadenas de Paisandú o acaso "La Señora de Guzukuma-san de los arrabales de Yokohama"!
En el principio fue el Manual de Zoología, lo que pasa es que ya en La Católica yo hablando de jaguares lo conminé a mencionar La escritura del dios, que leí. Y la segunda de esas epifanías me lo propinó vuestra recomendación de Las ruinas circulares!

Alberto Vizcarra said...

La biblioteca de Pueblo Libre quedaba (o queda): cruce de la Marina con Sucre en una esquina esta Santo Toribio, en la otra esquina esta(ba) el Bingo La Marina, atras del bingo como quien se va a las tiendas artesanales hay un parque y ahi quedaba. Recuerdo que en la de Pueblo Libre encontre un libro que hasta ahorita recuerdo por que me lo recomendo un buen profesor y en la de Santo Toribio no habia, "Historia del Psicoanalisis, de Freud a Fromm" Por Ricardo Mandolini. Editorial Ciordia-Buenos Aires.
La de Pueblo Libre tenia inclusive un pequenho teatro, aparte de sus clasicos viejos "Ficheros" con sus misteriosos codigos de ubicacion del libro: HF-501A-0 , jajaja... ah! y usaban maquina de escribir Olympia "semi-automatica" con cinta de carrete a dos colores (rojo y negro)"Pelikan" y papel carbon de la casa Faber-Castell, Ultrafiltrado sin Hollin, jajaja...y el viejito senhor bibliotecario de la Santo Toribio usaba un mounstruo de maquina, la legendaria Remington, con Ribbon negro de 100% algodon, jajaja...que tiempos!!!...

Rafo said...

Las Ruinas, las ruinas... Hace poco tuvimos la Feria de Libro en Lima. Adquirí (entre otros) e librito Narraciones de Marco Ricardo Barnatán ¿recuerdas? De pasta negra y con previsible antología y ensayo incluidos. Adquirí otras cosas también que ya te comentaré. Lo de Barnatán fue algo mas bien sentimental, por las polémicas que teníamos con el buen Canito por aquellos tiempos en la Facultad de Letras de la PUCP ...
Y ya que mencionas Pueblo Libre ¿Te acuerdas de la "especita"?

Guely of Sweden said...

Y te preguntaba , Alberto, porque recuerdo haberla visitado una vez (por esto de postular a universidades, que ingresé a La Católica (1983) y años despues a San Marcos(1987), que mi estilo era estudiar solo) o haber dado con ella de casualidad, porque me gustaba encontrar nuevos techos donde "chancar" y de paso descubrir nuevos libros. Tánta vaina para terminar aquí no?
Interesante fetiche , Dr. Vizcarra, ese el de las cintas de máquina de escribir! Me ha recordado a los tramitadores que en el parque universitario y con su maquinita de escribir fungían de jurisconsultos chicha sobretodo si uno era analfabeto ,estaba desesperado y recien bajado. Aunque quizá a veces una cinta de máquina sea sólo una cinta de máquina.
El misterioso código de los ficheros que usted menciona responde al nombre de "Sistema Dewey" que bien recuerdo se usa en Latinoamerica (acá en Suecia se usa otro de apariencia menos cabalística).

Alberto Vizcarra said...

Primicia calientita chocherita: acabo de encontrar que existe la "Galeria de arte de la Municipalidad de Magdalena" y segun mi fuente: "...Erika Villalobos acudió a la expo–colección del 30 aniversario de la primera emisión de “El Imperio Contraataca” – Episodio V, que se realizará hasta el 16 del presente en la Galería de Arte de la Municipalidad de Magdalena."...jajaja Ojala que Davpit reporte graficamente acerca del evento, jajaja...chaoooo...

Guely of Sweden said...

Si pues! 30 años del "Imperio" y veinte años mios en este Reino de Suecia!

Guely of Sweden said...

Rafo:
Barnatán. Claro, no he olvidado ese Zahir (y es que esos libros se convierten en los apellidos de sus autores casi, no?).Sospecho que ya deben haber alineados un no poco desmesurado número de volúmenes en tus concavos anaqueles. Los años y el delirio han causado tal efecto en mi.
Mencionas a ese shogun diluido, cual sake en chicha morada, Canito y la fulcanellica Espesita. A la iglesia la vi pasar en un documental sobre Diarios en motocicleta de todos los lugares, en un DVD que tengo. A Canito no. Los dioses me depararon la noción de su partida tras el rastro de su sangre ancestral a la tierra de Miyagi y el Hombre par. Se que no he sido lo suficientemente piadoso, ya que no me fue dado saber si volvió o no. Ilumine el papiro que guarda tan preciado conocimiento, Deucalión.

#167 Dad said...

G-man,
My espanol is pretty weak, but I'm guessing this is another of the wild books in your personal library.
Cool stuff. I was expecially interested with the "fish-church."

Guely of Sweden said...

Well, yes. It was about an argentinian book from the 50's describing imaginary beings from literature and mitology around the world. Some information about the Island of Saint Brendan that managed to capture your curiosity here:

http://www.keezmovies.com/video/two-hot-broads-626839

:)

candy for suicide. said...

aaaaaawww this looks fantastic. i dont get what u r writing but i love this big fish so much...

Guely of Sweden said...

It's about this book of fantastic zoology by Borges. The pic you liked was about the legend of Saint Brendan mixing up an island with whale or some sea monster. They found out the latest in the middle of a barbecue!

WATCH ME, WATCHING YOU WATCHING ME

Related Posts with Thumbnails